El Producto Interior Bruto preliminar del cuarto trimestre de 2020 ha crecido un 4% anualizado, tal como se esperaba, muy por debajo del 33.4% visto en el tercer trimestre del año, pero mejorando los resultados negativos del primer y segundo cuarto del año.

Los precios del gasto en consumo personal preliminares para el cuarto trimestre han crecido un 1.5%, por debajo del 1.8% esperado. El PCE subyacente en el mismo período aumentó un 1.4%, una décima por debajo del 1.5% previsto.

Finalmente, el índice de precios del PIB ha subido un 1.9% después que el tercer trimestre aumentara un 3.7%. El resultado queda lejos del ascenso del 2.4% pronosticado por el mercado.