• El WTI apenas avanza debido a que la OPEP + bajó sus estimaciones para el resto de 2021.
  • El índice del dólar estadounidense ha bajado, acercándose a 94.00.
  • A medida que suben los índices bursátiles estadounidenses, el sentimiento del mercado es optimista hacia el final de la sesión de Nueva York.

El Western Texas Intermediate (WTI), el índice de referencia del petróleo crudo estadounidense apenas avanza un 0.05%, operando en 79.94$ durante la sesión americana al momento de escribir este artículo. El sentimiento del mercado ha mejorado durante la sesión estadounidense, como lo muestran los índices de renta variable estadounidenses que subieron entre el 0.01% y el 0.65%. Mientras tanto, el índice del dólar estadounidense, que influye en el precio del petróleo crudo, está cayendo un 0.51%, aferrándose a 94.00

El lento avance del WTI el miércoles se debe a la OPEP +, que revisó a la baja su estimación para el consumo mundial de petróleo en 2021 en su informe mensual. Además, el grupo agregó que el repunte en los precios del gas natural podría impulsar el uso de petróleo crudo como la generación de energía, pero podría frenar la demanda en otras áreas como refinación.

El petróleo se ha disparado debido al repunte de la actividad de la pandemia, que ha aumentado el consumo, agotando los inventarios. Además, la escasez de gas natural y carbón ha impulsado la demanda del llamado oro negro.

Pronóstico del precio del WTI: Perspectiva técnica
Gráfico diario

El WTI cotiza alrededor de los máximos de la semana, pero retrocedió por debajo de 80.00$, probando el cierre de la acción del precio del martes. Los promedios móviles diarios se ubican por debajo del precio, lo que indica que el petróleo crudo está en tendencia alcista. Los indicadores de impulso como el Índice de fuerza relativa (RSI) por encima de 70, en niveles de sobreventa, significa que el WTI podría dirigirse a una corrección a la baja antes de reanudar el sesgo alcista.

En caso de una corrección del WTI a la baja, la primera zona de demanda sería el máximo del 6 de octubre en 79.53$. Con un quiebre de este último, WTI podría caer hacia el mínimo del 7 de octubre en 76.60$.

Por otro lado, un cierre diario por encima de 80.00$ indica que los precios del petróleo podrían dirigirse hacia la consolidación, a la espera de que el RSI salga de los niveles de sobreventa antes de reanudar la tendencia alcista.

NIVELES ADICIONALES 

                       

  • AUD/USD continues its northerly trajectory supported by higher energy and covid vaccinations optimism. 
  • China remains a significant risk to Australia’s export-dependent economy.

AUD/USD is second to only the Canadian dollar on Wednesday in New York closing in the cunt down to Thursday’s Asian session’s key event that will reveal Australia’s jobs data for September. At the closing bell on Wall Street, AUD/USD was 0.45% higher on the day at 0.7380 after travelling from a low of 0.7323 to a high of 0.7381. The pair is just 24 pips off a 38.2% Fibonacci retracement of the 2021 uninterrupted monthly bearish trend. See below for more on the technical picture. 

Meanwhile, AUD is picking up a bid as investors seek out commodities as a hedge against inflation and prospects for rising prices in Iron Ore, and even higher LNG and other energy-related exports such as coal are going to serve the nation’s surplus balance and currency well.  

Additionally, news flow has the potential to be constructive as markets focus on reopening and on high energy costs. However, analysts at Credit Suisse argued that, ultimately, ”the bar for an improvement in the data sufficient to move the dial in a meaningful way on RBA policy is quite high, especially with the Reserve Bank of Australia outlook already priced fairly hawkish, and the likely outcome on the China front still far from clear.”

AUD/USD short squeeze has room to go

On the other hand, it is worth noting that over the course of the past month, net AUD positioning has collapsed to 2015 levels. That leaves the market vulnerable for a continued squeeze on short positioning, especially if unexpected changes in external drivers come about. For instance, Australia is highly dependent on China’s business in iron ore.

The Evergrande Gray Rhino event has shaven the prices of Australia’s number one export in what was already in a downtrend amidst trade tensions between the two nations. Iron ore prices sat just over $US120 ($164) per tonne of 62 per cent iron ore at the end of last week, well below the prices reached in mid-July this year, when they topped $US200 per tonne. However, they have started to recover from the Sep lows of $106, but considering the Chinese property shake-out, the fastest and largest iron ore crash in history would be expected to resume its southerly trajectory. 

UBS estimates there are 10 developers with potentially risky positions with combined contract sales of 1.86tn yuan – or 2.7 times Evergrande’s size. In other words, Evergrande is only the tip of the iceberg. As things stand, Chinese construction is likely to fall over the next year and that would be expected to equate to hundreds of millions of tonnes of less steel that will be needed.

This would equate to hundreds of million tonnes of iron ore equivalent also. This puts iron ore on track to fall below $100 a tonne and perhaps to even match its 2015 price crash to somewhere below $50 in the near future. If prices were to somehow not fall further and continue to recover significantly higher, then AUD would become even more attractive that has so far been protected by the unexpected energy crisis that has driven coal and LNG prices wild in Asia.

However,  China has already commissioned oodles of new coal mines to resolve the issue by the northern Spring. So, if the reopening of the economy in Australia is already priced in and should we see a continuation of the route in iron ore prices followed by falling coal and LNG prices, as well as domestic housing collapse, then AUD could be in for a very rough ride. With respect to housing, Chinese investment is expected to drop out at the same time that the Reserve Bank of Australia and APRA are tightening credit availability for its property market. 

All of this means that the risk to reward to being short could start to be attractive again from a fundamental basis, while technically, as the analysis below will show, there could still be room left in this correction yet to go. 

Aussie jobs data coming up

Meanwhile, the Australian Employment data is the key focus in Asia today.”We expect employment will have fallen -120k in August, which is slightly below consensus. But we expect the unemployment rate will only rise to 4.7%,” analysts at ANZ Bank said. We also see China’s Consumer Price Index later in the day. 

AUD/USD technical analysis

AUD/USD has started to correct five months of an uninterrupted bearish trend and the price is en-route to the 38.2% Fibonacci retracement of the impulse as illustrated above, near 0.7410. However, it may not be long before the bears re-engage once the positioning equilibrium levels out and the price starts to look rich again. On the other hand, that may not be for a while and until the April lows are tested again near to a 61.8% Fibo retracement near 0.7600. 

  • El repunte de la libra se limita de nuevo justo por debajo de 155.00.
  • Las expectativas de subida de tipos del Banco de Inglaterra están impulsando el repunte de la libra esterlina.
  • Se espera que el GBP/JPY alcance la zona de 159,80 – Credit Suisse.

 La GBP se apreció por quinto día consecutivo frente a un yen japonés más débil el miércoles, aunque el cruce GBP/JPY no ha podido romper el área de resistencia en 154.80/90.

La libra sigue ofrecido por las expectativas de alza del BoE

La libra esterlina se mantiene firme en todos los ámbitos, lo que se ha reflejado en el repunte de un 3.2% del GBP/JPY observado durante las últimas dos semanas. Los inversores anticipan que el Banco de Inglaterra será el primer banco central importante en comenzar a subir las tasas de interés luego de la crisis del COVID-19. El aumento de los precios de la energía ha impulsado la inflación anual mucho más allá del objetivo del 2% del Banco de Inglaterra para la estabilidad de precios, lo que ha llevado a algunos funcionarios del Banco de Inglaterra a sugerir abiertamente la posibilidad de acelerar las subidas de tipos, aumentando así el atractivo de la libra esterlina para los inversores.

Por otro lado, el yen japonés, particularmente sensible a los diferenciales de política monetaria, está sufriendo frente a la libra esterlina y el dólar estadounidense. Con el Banco de Japón descartando la posibilidad de cualquier alza de tipos en el futuro previsible, y con la curva de rendimiento bajo control, el JPY sigue siendo vulnerable frente a las expectativas de ajuste monetario en el resto de las principales economías del mundo.

Se espera que el GBP/JPY siga repuntando hacia – 159.80

En un panorama más amplio, el equipo de análisis de divisas de Credit Suisse espera que la libra continúe apreciándose en las próximas semanas, dirigiéndose a niveles cercanos a 160.00: “Con una base importante ya establecida en febrero de 2021, buscamos una ruptura por encima de 156.62 para más refuerza la perspectiva positiva, con la resistencia prevista a continuación en 159.80 “.

Niveles técnicos

                         

Lo que necesita saber el jueves 14 de octubre:

La liquidación del dólar el miércoles se arrastró a la baja por la caída de los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. El estado de ánimo del mercado fue lúgubre durante la mayor parte del día, con los índices asiáticos cerrando en rojo después de una balanza comercial china mixta, que registró un superávit de 66.76 mil millones de dólares, mucho mejor de lo anticipado. Las exportaciones aumentaron considerablemente, aunque las importaciones se contrajeron.

Los rendimientos fueron más débiles desde que comenzó el día, pero aceleraron su caída tras la publicación de los datos de inflación de EE.UU. El índice de precios al consumidor de septiembre se revisó al alza a 5.4% interanual desde una estimación anterior de 5.3%, mientras que la lectura anual básica se confirmó en 4%.

La Reserva Federal de Estados Unidos publicó el Acta de su última reunión. Como se esperaba, el documento mostró que los legisladores están listos para poner en marcha la reducción gradual, una reducción gradual en el ritmo de compra de activos, con el objetivo de ponerle fin a mediados de 2022.

Wall Street una vez más luchó por avanzar, con los tres índices principales cerrando mixtos en torno a sus niveles de apertura. JP Morgan anunció ganancias optimistas del tercer trimestre, reportando ganancias de 11.7 mil millones de dólares.

La UE anunció una serie de propuestas que reducirían la carga sobre el comercio del Mar de Irlanda creada por el Protocolo de Irlanda del Norte del Brexit. Mientras tanto, el gobernador de BOE, Andrew Bailey, reiteró su mensaje de línea agresiva.

El par EUR/USD cotiza cerca de 1.1600 cerca de nuevos máximos semanales, mientras que el par GBP/USD ronda los 1.3660. Las monedas vinculadas a las materias primas reanudaron sus avances con el USD/CAD operando en 1.2430, un nuevo mínimo de varios meses, y el AUD/USD acercándose a 0.7400 antes de la publicación de las cifras de empleo australianas.

El oro se benefició más de la debilidad del dólar en general, que ahora cotiza a 1.791$ la onza troy. Los precios del crudo se mantienen estables, con el WTI en alrededor de 80.50$ el barril.