Lo que necesita saber el viernes 23 de julio:

El dólar cerró el jueves en su mayoría a la baja en el mercado de divisas, aunque más alto frente al euro. El BCE fue el evento principal del día. Como se anticipó ampliamente, el banco central decidió dejar sin cambios los tipos de interés de las operaciones principales de financiación, la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito en 0.00%, 0.25% y -0.50%, respectivamente. Los formuladores de políticas reafirmaron que el PEPP continuaría funcionando significativamente más rápido que a principios de año.

Sobre la tan esperada nueva orientación prospectiva, el Consejo de Gobierno señaló que las tasas de interés se mantendrán en los niveles actuales o más bajos “hasta que vea que la inflación alcance el dos por ciento mucho antes del final de su horizonte de proyección y de manera duradera durante el resto de la proyección, y juzga que el progreso realizado en la inflación subyacente está suficientemente avanzado “.

Las acciones asiáticas y europeas avanzaron, pero Wall Street luchó por registrar ganancias modestas. Las cifras macroeconómicas estadounidenses más suaves de lo anticipado afectaron el estado de ánimo del mercado. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos alcanzaron nuevos máximos semanales, pero terminaron el día en números bajistas.

El dólar australiano fue el de mejor desempeño entre las monedas vinculadas a las materias primas, flirteando con el nivel de 0.7400, mientras que el CAD fue el peor, terminando el día sin cambios frente al dólar.

El oro se recuperó modestamente después de un comienzo suave del día, terminando el día en alrededor de 1.807$. Los precios del crudo subieron con firmeza y el WTI cerró el día en 71.80$ el barril.

El viernes, la atención se centrará en los datos relacionados con el crecimiento, ya que Markit publicará las estimaciones preliminares de sus PMI de julio para la UE y los EE.UU.