What you need to know on Monday, March 1:

The greenback appreciated sharply at the end of the week, finishing it with gains against all of its major rivals. Global indexes closed with sharp losses, except for the Nasdaq that managed to post an intraday advance.

US Treasury yields continued to retreat ahead of the weekly close, but that didn’t prevent the dollar from appreciating. The yield on the benchmark 10-year Treasury note settled at 1.40% after peaking at a one-year high of 1.61% mid-week.

The EUR/USD pair settled just above the 1.2060 support, while GBP/USD ended at 1.3930. Commodity-linked currencies were the most hit by the greenback’s strength, and are at risk of extending their slumps.

Gold plunged to a fresh 2021 low of $1,717.14 a troy ounce, while oil prices also retreated, although WTI settled at $61.50 a barrel.

On Saturday, the US House of Representatives passed President Joe Biden’s $1.9 trillion coronavirus relief package by 219-212 votes. Republican support was missing, but the bill moved to the Senate, where is expected to pass before March 14, when the previous round of stimulus expires. Also on Saturday, President Biden called on the Senate to pass the stimulus bill.

Over the weekend, news pointed out that UK finance minister Rishi Sunak would announce this week 5 billion pounds of additional grants to help businesses hit by the pandemic, in his budget statement next Wednesday.

Bitcoin Price Analysis: BTC could try to reclaim $50K as selloff loses momentum at key support

  • Las acciones tecnológicas experimentaron una modesta recuperación el viernes, ya que los rendimientos de los bonos a largo plazo cayeron bruscamente.
  • Sin embargo, el resto del mercado de valores se mantuvo bajo presión.
  • La próxima semana se centrará en la publicación de datos clave de EE.UU., titulares de estímulo fiscal y más comentarios de Powell.

Las acciones tecnológicas de EE.UU. experimentaron una modesta recuperación el viernes, con el Nasdaq 100 terminando la sesión con ganancias de alrededor del 0.63%. Las grandes empresas tecnológicas Apple (+ 2.55%), Amazon (+ 1.86%), Facebook (+ 3.3%), Microsoft (+ 2.64%), Alphabet (+ 1.11%) y acciones de semiconductores (índice SOX + 2.28%) ganaron. Los rendimientos de los bonos estadounidenses a largo plazo se desplomaron en un fuerte retroceso de los movimientos recientes. Aún así, a pesar de la modesta recuperación del viernes, el Nasdaq 100 aún tuvo su peor mes desde octubre de 2020, cayendo un 0.1% desde finales de enero y aproximadamente un 7% desde los máximos de febrero (establecidos a principios de la semana pasada).

La fortaleza de los nombres de las grandes tecnologías ayudó a apuntalar el S&P 500 y mantener el índice por encima del nivel de 3800, aunque el índice aún terminó la sesión con una baja de 0.43%. A pesar de caer alrededor de un 2.5% en la semana, el índice S&P 500 logró terminar el mes un 2.6% más alto. El Dow, que no se acerca tanto a los nombres tecnológicos, cayó un 1.5% en la sesión para caer por debajo de 31.000. En la semana, eso significa que el Dow Jones cayó 1.8%, lo que significa que mantuvo ganancias de 3.15% en el mes.

En cuanto a los sectores, Tecnología de la Información (+ 0.6%) y Consumo Discrecional (+ 0.58%) fueron los mejores, mientras que Energía (-2.3%) y Financiero (-1.97%). El índice de crecimiento S&P 500 ganó un 0.28%, impulsado por la caída en los rendimientos de los bonos a largo plazo, mientras que el índice de valor S&P 500 cayó un -1.28%.

Desempeño del día 

Los comentaristas del mercado atribuyeron la liquidación del mercado de valores de EE.UU. (excluyendo el repunte de Tech) a las preocupaciones actuales de que la economía de EE.UU. se calentará; Se citaron un PCE básico de enero más alto de lo esperado y un número de ingresos personales de enero que se disparó. La semana que viene, la atención se centrará en los informes de fabricación y servicios de ISM de EE.UU., así como en el último informe del mercado laboral de EE.UU., para obtener más pruebas de sobrecalentamiento económico.

También se prestará mucha atención a los titulares fiscales de EE.UU. (los líderes demócratas quieren aprobar el estímulo de 1.9 billones de dólares del presidente estadounidense Joe Biden a mediados de marzo) y a las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de EE.UU. Jerome Powell el 4 de marzo. El estímulo fiscal ha sido visto como un mercado de valores positivo, pero si los mercados de bonos continúan vendiéndose la semana que viene por preocupaciones de “sobrecalentamiento”, tal vez ya no lo sea. Con respecto a Powell, los mercados estarán nuevamente atentos a cualquier señal de que la Fed esté cada vez más preocupada por los recientes movimientos del mercado de bonos, especialmente ahora que los miembros del BCE han comenzado a pedir una aceleración de las compras de activos.

  • Los rendimientos de los bonos estadounidenses cayeron bruscamente en el último día de negociación de la semana.
  • Los rendimientos a 10 años, que alcanzaron el nivel 1.45% el jueves, cayeron de nuevo al 1.40% el viernes.

Después de subir toda la semana, los rendimientos de los bonos estadounidenses están experimentando un fuerte retroceso el viernes, ya que la compra de bonos se aceleró hasta el cierre de las operaciones estadounidenses. La venta es más pronunciada en el extremo largo de la curva del Tesoro de Estados Unidos, que se ha aplanado bruscamente; Los bonos a 30 años cayeron ahora casi 19 puntos básicos en el día a poco más del 2.10%. Los rendimientos a 10 años han bajado un poco más de 10 puntos básicos para alcanzar el 1.40%. Los rendimientos a 2 años, que se han mantenido comparativamente bien anclados a lo largo de la semana y en ningún momento superaron el límite superior del rango objetivo de la tasa de fondos federales (de 0.25%), han bajado 3 pb a poco menos de 0.14%. El diferencial de rendimiento de la deuda pública a 2 años/10 años (un indicador de la inclinación de la curva) ha retrocedido bruscamente desde los máximos del jueves por encima de los 140 pb y actualmente está en torno a los 129 pb. Los rendimientos reales de los bonos estadounidenses se han desplomado incluso en gran medida el viernes; el rendimiento de los TIPS a 10 años de EE.UU., que alcanzó máximos de -0.528% el jueves, está de nuevo por debajo del -0.7% el viernes.

La psicología del mercado (el entusiasmo por comprar la caída tras la fuerte liquidación del mercado de bonos del jueves) parece ser el impulsor predominante de la acción del precio, una vez más, ya que los fundamentales pasan a un segundo plano. De hecho, aunque se han mantenido moderados, los funcionarios de la Fed se han abstenido esta semana de indicar cualquier preocupación sobre el reciente movimiento alcista en los rendimientos de los bonos del gobierno de EE.UU., por lo que no es la Fed lo que está impulsando a la baja el rendimiento de los bonos. A pesar de la caída del viernes, los rendimientos de los bonos parecen estar listos para terminar la semana en una cantidad decente por encima de donde comenzaron; Los rendimientos a 10 años han subido unos 6 puntos básicos desde los niveles de apertura del lunes en torno al 1.36% y los rendimientos de los TIPS a 10 años han subido unos 7 puntos básicos desde los niveles de apertura de esta semana justo por debajo del -0.8%.

  • Tech stocks saw a modest recovery on Friday as long-term bond yields dropped sharply.
  • The rest of the stock market remained under pressure, however.
  • Focus next week will be on key US data releases, fiscal stimulus headlines and more remarks from Powell.

US tech stocks saw a modest recovery on Friday, with the Nasdaq 100 finishing the session with gains of about 0.63%. Big Tech names Apple (+2.55%), Amazon (+1.86%), Facebook (+3.3%), Microsoft (+2.64%), Alphabet (+1.11%) and semiconductors stocks (SOX index +2.28%) all gained as long-term US bond yields plummeted in a sharp retracement of recent moves. Still, despite the modest Friday recovery, the Nasdaq 100 still had its worst month since October 2020, dropping 0.1% since the end of January and roughly 7% from February’s highs (set at the beginning of last week).

Strength in Big Tech names helped prop up the S&P 500 and keep the index above the 3800 level, though the index still ended the session 0.43% lower. Despite falling around 2.5% on the week, the S&P 500 index still managed to finish the month 2.6% higher. The Dow, which is not anywhere near as heavily weighted towards Tech names, dropped 1.5% on the session to drop below 31,000. On the week, that means the Dow dropped 1.8%, meaning it held on to 3.15% gains on the month.

In terms of the sectors, Information Technology (+0.6%) and Consumer Discretionary (+0.58%) were the best performers, while Energy (-2.3%) and Financials (-1.97%). The S&P 500 Growth Index gained 0.28%, buoyed by the drop in long-term bond yields, while the S&P 500 Value Index dropped -1.28%.

Driving the day

Market commentators attributed the US stock market sell-off (excluding the rally in Tech) to ongoing concerns that the US economy will run hot; higher than expected January Core PCE and a blowout January Personal Income number were cited. Next week, focus will be on US ISM Services and Manufacturing reports, as well as the latest US labour market report, for further evidence of economic overheating.

There will also be a lot of attention on US fiscal headlines (Democrat leaders want to pass US President Joe Biden’s $1.9T stimulus by mid-March) and on remarks from the Chairman of the US Federal Reserve Jerome Powell on 4 March. Fiscal stimulus has been seen as a stock market positive, but if bond markets continue to sell-off next week on “over-heating” concerns, perhaps it no longer is. With regards to Powell, markets will again be on the lookout for any signs that the Fed is growing concerned with recent bond market moves, especially now that ECB members have started calling for accelerating asset purchases.

  • GBP/USD se está estabilizando alrededor de 1.3950 a medida que la semana llega a su fin.
  • En la semana, después de haber subido más del 1.6% – en máximos, el GBP/USD parece estar listo para terminar la semana con una caída del 0.3%.

El GBP/USD se está estabilizando alrededor de 1.3950 a medida que la semana llega a su fin, muy por debajo de los máximos de varios años establecidos el miércoles cerca de 1.4250, aunque cómodamente por encima de los mínimos de la sesión del viernes por debajo de 1.3900 establecidos al principio durante el comercio europeo. En el día, el par cotiza a la baja en aproximadamente un 0.4% o 55 pips.

La libra esterlina ha sucumbido a una amplia recuperación del dólar estadounidense, que disfrutó de entradas como resultado de la demanda de refugio seguro en medio de un tono de mercado ampliamente libre de riesgo (las acciones globales, las materias primas y las monedas sensibles al riesgo han sufrido). Los comentaristas del mercado piensan que el sesgo de riesgo defensivo se debe a las preocupaciones sobre los movimientos recientes en los mercados de bonos; Los rendimientos de los bonos de los mercados desarrollados se han disparado al alza esta semana, aunque los rendimientos en la mayoría de los países son considerablemente más bajos el viernes. También se dice que los flujos de fin de mes funcionan a favor del dólar estadounidense. En la semana, después de haber subido más del 1.6% en su punto más alto, el GBP/USD parece listo para terminar la semana con pérdidas de alrededor del 0.3%. Eso significa que es el segundo par G10/USD con mejor desempeño en la semana después del EUR/USD, que parece estar listo para terminar la semana con una baja del 0.2%.

Desempeño del día

Los factores mencionados anteriormente fueron las principales fuerzas que dictaron la acción del precio el viernes y los fundamentos del Reino Unido jugaron un papel secundario. Hubo algunos comentarios interesantes de los funcionarios del Banco de Inglaterra; El economista jefe Andy Haldane hizo algunos comentarios bastante agresivos, diciendo que existe un riesgo tangible de que la inflación resulte más difícil de controlar de lo esperado y requiera que las autoridades monetarias actúen de manera más asertiva que lo que actualmente se cotiza en los mercados financieros. Sin embargo, Haldane es un halcón conocido, lo que quizás explica la falta de interés de la GBP.

Por el contrario, el vicegobernador del Banco de Inglaterra, Dave Ramsden, fue mucho más moderado con la inflación; Señaló que la inflación del Reino Unido todavía está por debajo del 1%, un reflejo del hecho de que la economía todavía se está viendo muy afectada por la pandemia y dijo que, aunque espera que la inflación alcance el objetivo del 2.0% del Banco de Inglaterra para 2022, considera que los riesgos se inclinan hacia abajo. Al igual que con los comentarios de Haldane, GBP no mostró mucha reacción.

En otros lugares, en términos de la pandemia más reciente; 19.178 millones de personas han recibido al menos una vacuna Covid-19 en el Reino Unido, lo que significa que más del 35% de la población adulta del Reino Unido ya ha sido vacunada. Las nuevas infecciones diarias continúan disminuyendo (y llegaron a menos de 9.000 el viernes) y la última estimación semanal del gobierno de la tasa de R a nivel nacional se mantuvo sin cambios en 0.6-0.9, lo que implica que la prevalencia del virus se está reduciendo entre un 2% y un 6% por día.

De cara al futuro, “la GBP se beneficiará del dividendo de la vacuna idiosincrásico y del BoE menos moderado, mientras que la cautelosa Fed que preside las tasas reales estadounidenses de entrada profundamente negativas también debería contribuir a un GBP/USD más alto”, dice ING.

Niveles Técnicos 

                   

  • US bond yields fell sharply on the final trading day of the week.
  • 10-year yields, having hit the mid-1.50s% on Thursday, dropped back to 1.40% on Friday.

After surging all week, US bond yields are seeing a sharp retracement on Friday, as bond-buying ramped up into the close of US trade. The selling is most pronounced at the long-end of the US treasury curve, which has bull flattened sharply; 30-year bonds now down nearly 19bps on the day to just above 2.10%. 10-year yields are down just over 10bps to bang on 1.40%. 2-year yields, which have remained comparatively well-anchored throughout the week and not at one point surpassed the upper end of the Federal fund rate target range (of 0.25%), are down 3bps to just under 0.14%. The 2-year/10-year government bond yield spread (a proxy for curve steepness) is back sharply from Thursday’s highs of above 140bps and is currently around 129 bps. Real US bond yields have plummeted by an even great amount on Friday; the US 10-year TIPS yield, which hit highs of -0.528% on Thursday, is back below -0.7% on Friday.

Market psychology (eagerness to buy the dip following Thursday sharp bond market sell-off) seems to be the predominant driver of price action, again, as fundamentals take the back seat. Indeed, dovish though they have remained, Fed officials have this week refrained from indicating any concern about the recent move higher in US government bond yields, so its not the Fed driving bond yield downside. Despite the drop on Friday, bond yields look set to finish the week a decent amount higher than where they started it; 10-year yields are up about 6bps from Monday’s opening levels around 1.36% and 10-year TIPS yields are up about 7bps from this week’s opening levels just under -0.8%.